viernes, mayo 19, 2006

74-75

Adblock

Hace años vi el video de esta canción, es difícil definir exactamente este video, las imágenes se entremezclan con las palabras para producir una atmósfera de nostalgia realmente curiosa.


Quiero creer que este video refleja el paso del tiempo en la única medida que de él tenemos… nosotros mismos. El ver como el paso del tiempo nos afecta, como cambiamos aunque seguimos siendo los mismos, me hace reflexionar, en las fotos del instituto todos los protagonistas del video parecen esperanzados y dispuestos a comerse el mundo, años después el mundo parece haberles pasado por encima a ellos… o a algunos al menos.


Caras tristes, caras felices, risas y amagos de llanto, vergüenza en más de un rostro… es simplemente indescriptible, tiene que verse.


Es curioso como la vida nos enseña las cosas, de un modo práctico, de primera mano… la experiencia es la mejor maestra, sin duda.


Cuando somos adolescentes tendemos a creernos destinados a grandes cosas, a ser los mejores en algo a cambiar el mundo… y, ¿porqué no? A ser únicos.


Con los años las cosas cambian, nos volvemos más cínicos y empezamos a pensar que quizá el mundo no quiere o no debe ser salvado, empezamos a pensar en mejorar nuestra propia vida y que a los demás les den.


Pero a pesar de eso me gusta ver las cosas de otro modo, me gusta pensar que el mundo puede ser cambiado, pero no de modo global, sino de modo concreto y claro… a veces basta con cambiar la vida de alguien, con una sonrisa y con ser feliz con lo que haces cada día. Eso también se refleja en el video.


Por eso insisto en una cosa, el mundo puede cambiar, pero no hagáis cosas para cambiar el mundo… hacedlas para demostrarle al mundo que no os va a cambiar a vosotros.


Sed felices… tenéis derecho

1 Comments:

Anonymous Batman said...

También tenemos derecho a una vivienda digna y a no sé qué más cosas...

Lo importante no es a qué tenemos derecho, sino qué derechos nos ganamos el poder ejercer

5:12 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home